Hamilton Pool Preserve

hamilton pool preserve

Este fin de semana pasado nos dimos una escapada exprés a la ciudad de Houston para visitar familiares. Aunque sólo fueron pocos días, tuvimos oportunidad de visitar un par de lugares interesantes que no conocíamos. Uno de ellos es la Hamilton Pool Preserve, la cual pudimos visitar en el trayecto de regreso a casa, cerca de la capital del estado, Austin.

El lugar es parte de una reserva que se encuentra en el Parque Estatal del Condado de Travis, en Texas.

Llegar hasta aquel lugar es relativamente fácil, se encuentra a unos 45 kilómetros al Oeste de Austin, y se accesa por la Carretera 71, y luego al llegar al Hamilton Pool Rd, simplemente hay que seguir la señalización, hasta llegar a la reserva.

Al llegar a la entrada del parque, el guardabosques te dará una muy breve explicación de lo que comprende el área, los lugares a los que tienes acceso, las cosas que no puedes hacer, y si hay algún aviso o alerta de la que el visitante deba estar al tanto, en nuestro caso, el aviso era que no podía meterse uno al agua debido a que había habido recientes inundaciones y que había un considerable contenido de bacterias en la misma, algo que nos desanimó, pero ni modo, ¿qué se le iba a hacer?

hamilton pool preserve

Por otro lado, debido a esta prohibición de meterse a nadar, el lugar se encontraba prácticamente vacio, además de nosotros dos, solamente pudimos ver unos 4 automóviles más en el estacionamiento; así que no todo eran malas noticias después de todo. Habíamos leido que en temporada alta la espera puede ser de hasta una hora y media para entrar, y que incluso en ocasiones no es posible entrar ese mismo día. Así que le vimos el lado bueno, pudimos tomar fotografías tranquilamente sin tener que esquivar multitudes.

Del estacionamiento simplemente se siguen los señalamientos, hay que caminar por un sendero empedrado de poco menos de medio kilómetro. Te recomiendo llevar calzado cómodo, porque hay partes que sí se pone algo rocoso, lleva protección solar, y agua, porque sí hace bastante calor.

Al llegar, te topas exactamente con lo que posiblemente hayas visto en fotografías, una especie de laguna de tono verde, pero cristalina, dentro de un enorme agujero el cual se formó luego de millones de años debido a la erosión. Si has estado en la Riviera Maya, podría decirse que se compara con un cenote.

He aquí lo que debes tomar en cuenta si vas a visitar la Hamilton Pool Preserve:

Ticket de entrada

  • La dirección oficial es: 24300 Hamilton Pool Rd, Dripping Springs, TX, 78620
  • Horario de operación: de 9am a 6pm todos los días. No se permitirá la entrada después de las 5:30 pm. En caso de mal tiempo, se reservan el derecho a restringir el acceso.
  • Costo de admisión: $15 USD por carro o $5 USD si un adulto mayor de 62 o un veterano de guerra está presente.
  • Solamente aceptan efectivo y cheques locales como método de pago.
  • Puedes llamar a la línea de asistencia al (512) 264-2740 para averiguar si hay alguna restricción o asegurarte que esté permitido el acceso en caso de mal tiempo.
  • Además de la laguna, se puede hacer uso de los senderos del parque.
  • La temporada alta suele ser poco antes de finalizar el verano, para que lo tomes en cuenta y vayas temprano.
  • No se permite la entrada a mascotas de ningún tipo.
  • En caso de que esté permitido nadar, el visitante lo hace bajo su propio riesgo, no habrá salvavidas en turno.
  • No se permiten llevar envases de vidrio ni bebidas alcohólicas.

Precaución al manejar

Sheriff

Eso es de lo último que quieres ver en tu espejo retrovisor, ¡al sheriff!

Como nota aparte, tengan precaución de mantenerse dentro del límite de velocidad señalado cuando manejen. En una de esas me distraje un poco y me pasé el límite de velocidad permitido, los policías no andan en los típicos carros que uno espera y no se ven, de hecho el sheriff que nos paró andaba en una camioneta grande, ya para cuando me di cuenta me estaba echando las luces por mi espejo retrovisor. El descuido nos saldrá en $200 USD, así que presten atención a los límites de velocidad y eviten lo que nos pasó.

Fuera de eso, las carreteras son muy seguras, bien señalizadas y con áreas de descanso cada cierta distancia en caso que te sientas algo agotado.

Si llegan a ir a la Hamilton Pool, ojalá que se puedan meter a nadar, nosotros esperamos regresar alguna otra ocasión en que sea permitido.

Sabes que te agradeceríamos muchísimo si comaprtieras este post en Twitter o Facebook, sólo tienes que utilizar la barra con los íconos a la izquierda.

Posted in América del Norte, Estados Unidos, visitada and tagged , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *