Como tal vez ya lo saben, por fin nos hemos estrenado en nuestro gran viaje que veníamos planeando desde ya hace más de un año. Pues bien, ya que el momento llegó y que tuvimos la oportunidad de visitar nuestro primer destino, es hora de contarles un poco de como nos la pasamos.

Tambien quiero contarles que en este viaje nos estrenamos en una nueva forma de viajar,o mas bien de hospedarnos, me refiero al Couchsurfing. Que por si no lo conoces, es una comunidad en internet en la cual personas ofrecen hospedar a viajeros en su sofá (couch) o en algún lugar disponible con el que cuenten. El servicio es gratuito y además de facilitar una forma muy económica, por no decir gratis, de hospedaje, también ofrece una muy buena manera de conocer gente nueva y de ir creando nuevos amigos en el transcurso de un viaje.

Tuvimos la fortuna de estrenarnos con nuestro anfitrión Luis quien nos abrió las puertas de su casa para brindarnos al0jamiento durante los tres días que estuvimos en el área de Guadalajara. De principio a fin la experiencia fue excelente, nos trató como si fuéramos amigos de muchos años y aparte de llevarnos personalmente a conocer algunos lugares de la ciudad, siempre estuvo al pendiente que nada nos faltara y de ayudarnos de la mejor manera para que nuestra visita a la ciudad fuera de lo mejor. Con solo hablar de esta experiencia couchsurfing, te puedo decir que te la recomiendo  que la utilices si piensas viajar en plan económico sobre todo. Muchas gracias Luis y Bala(su perro-lobo mascota) si estás leyendo este post 😉

Primer couchsurfing con Luis
Nos estrenamos con Luis en cuanto a practicar el couchsurfing, estuvo excelente!

Pero bueno, hablemos de Tlaquepaque, lugar que nuestro anfitrión nos llevó a conocer personalmente y el cual disfrutamos durante casi todo el día.

Tal y como lo dice el título del post, encontramos buena comida, mariachi y mucho colorido en el pequeño poblado de  Tlaquepaque que se encuentra en el lado sureste del área de Guadalajara.

Uno de los lugares que todo mundo recomienda que visite uno es un lugar conocido como El Parian el cual alberga todo lo que uno estaría prácticamente buscando en esta área : buena comida mexicana, bebidas tradicionales, y mariachi. Junta esas tres cosas y obtendrás un excelente ambiente que disfrutarás durante tu visita.

Entrada al Parian
Una de las entradas al Parian

El Parian nos gustó tanto que incluso fuimos dos veces ese mismo día. primero fuimos a durante la tarde a comer las tradicionales tortas ahogadas en la región las cuales consisten en “ahogar” o sumergir la torta en salsa picante en su totalidad, por ende su nombre. La torta es hecha con pan horneado ahí mismo en la región, que según dicen, tiene un sabor único ya que se conjugan muchos factores como altitud, humedad y otras cosas, para que quede en un punto perfecto; acompañada de deliciosa carne de puerco marinada con su cebollita y limón que no pueden faltar. El resultado es un deleite en el paladar y unas manos llenas de salsa de chile que muestran la típica huella de comerse una de estas tortas, bien vale el desastre 🙂

Mi torta ahogada
Mi torta ahogada con la “Cazuela” enseguida

Para mitigar el calor, nos recomendaron una bebida llamada Cazuela de Frutas la cual era una mezcla de cítricos y que iba acompañada del licor oficial de no sólo la región, sino de México entero, me refiero al tequila. La bebida aparte de estar deliciosa, ayudó con el calor que hacía, además de quitarnos lo enchilados por estar come y come torta ahogada.

Mariachi cantando durante la noche
Mariachi cantando durante la noche

Durante la comida, disfrutamos de la presencia de mariachis que cantaban sobre el kiosco situado al centro del lugar. Mariachis reconocidos en la region deleitan al público presente con su música tradicional mexicana.

Después de la comida fuimos a recorrer las calles de Tlaquepaque donde uno puede adquirir manualidades, artesanías y obras de arte de muchos tipos. El lugar es perfecto para el que quiere llevar un buen recuerdo o souvenir del lugar.

También hay mas establecimientos de buena comida en caso que no quieras comer dentro del Parian, o de otras bebidas tradicionales como el pulque(bebida alcohólica que viene de la fermentación del maguey).

El solo recorrer las calles es mas que suficiente para pasar horas disfrutando de la típica architectura con sus tradicionales colores de los edificios del lugar, de su gente y de todo lo que lo hacen único.

Fachada típica de las calles de Tlaquepaque
Fachada típica de las calles de Tlaquepaque

Nosotros hicimos eso y luego de terminar, nos pasamos a una plaza que se convierte en punto de reunión para los residentes del lugar. Pudimos disfrutar del atardecer mientras platicábamos con nuestro couchsurfer en una de sus bancas. Cientos de personas salen a caminar, a echarse un antojito mexicano, a jugar con sus niños o simplemente a platicar con amigos tal y como lo hacíamos nosotros.

Al termino de nuestra charla, nos dirigíamos de vuelta a la casa y para ello teníamos que pasar por el Parian por ese motivo. De noche la atmósfera cambia un poquito ya que la obscuridad de la noche contrasta con las decenas de lámparas que adornan el lugar y que lo invita a uno a seguir pasándola bien. A pesar que ya habíamos ido unas horas antes, volvimos a quedarnos otro ratito para seguir escuchando al mariachi que cantaba en ese momento. En esta ocasión no utilizamos una de las mesas del restaurante sino que nos sentamos en una de las bancas de parque que tienen alrededor del kiosco. Esta vez unas heladas cervezas fueron nuestros acompañantes.

Frente a la plaza en Tlaquepaque
Frente a la plaza donde nos sentamos a platicar un par de horas

El lugar es recomendable para ir ya sea con tu pareja o en familia. Hay de todo para todos los gustos. Estoy seguro que Tlaquepaque Jalisco te gustará tanto como a nosotros.

Si ya haz probado algo de lo que mencioné en el post o tienes algo que agregar por favor hazlo en la sección de comentarios abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.