Hacer de un Buen Viaje uno Memorable

Un viaje por lo general, sin importar el destino, genera cierta ansiedad sobre todo si ya tienes tiempo planeándolo. Rompiste la alcancía y le sacaste lo que llevabas ahorrado, hiciste presupuestos y planeaste itinerarios incluyendo los pasajes del transporte, y tu maleta ya está lista para partir.

Ahora es tiempo de dejar de escuchar las historias viajeras de otras personas y empezar a escribir las tuyas propias. “La mesa está servida” para que vivas una experiencia memorable.

Las Rocallosas en Colorado

Admira los paisajes

A continuación unos consejillos que puedes seguir en todo momento cuando las cosas no salgan como lo esperas durante un viaje:

Abre tu mente

Viajar es mucho más que trasladarte de un punto a otro, es conocer otras culturas y maneras de pensar. El abrir tu mente a esas posibilidades te hará crecer como persona si logras asimilarlo. Si te llegaras a encontrar con una situación en la que no estés muy de acuerdo, solamente piensa que no es ni mejor ni peor, solo diferente, o considéralo como mmm… “interesante.”

Amplía tus límites y descúbrete a ti mismo

Tal vez tú creas que hay ciertas cosas que no te gusta hacer pero nunca en tu vida las has intentado. Te dejas llevar por lo que los demás dicen y no te das la oportunidad de salir de tu zona de confort y de juzgar algunas cosas por ti mismo. Prueba esos platillos exóticos, comidas extrañas, ve a eventos diferentes, ve a un festival donde tengas que lanzarle tomates a otra gente o huir de toros. Tal vez puedas enseñar algún idioma en otro país o a lo mejor podrías platicar con gente desconocida. Vete a acampar en medio de la nada, en fin, muchas cosas que tal vez en alguna ocasión asumiste que no te gustaba hacer pero que en realidad nunca haz hecho. Prueba tus límites y sé tu mismo el juez de hasta dónde puedes llegar.

Disfruta cada atardecer

Disfruta cada atardecer

Siéntete agradecido y valora lo importante

Viaje memorable

Disfruta tus viajes al máximo

El tener la posibilidad de viajar y ver con tus propios ojos esos bellos atardeceres, esas maravillosas montañas, esas increíbles selvas, ese relajante lago, o esas imponentes estructuras, etc, te dan la oportunidad de sentirte agradecido con la vida por permitirte estar en esas instancias. Tómate el tiempo de aprovechar esas experiencias y valora lo que realmente importa, esos recuerdos que se quedarán contigo toda la vida, y no esas cosas materiales que el mundo moderno se empeña en decirnos que es lo importante.

Se parte tú de la experiencia, no solo esperes recibir

El interactuar con la gente del lugar u otros viajeros te dará una mejor idea de lo que en realidad son las cosas. No tengas miedo a preguntar sobre creencias o costumbres, mientras sea con respeto claro está. También aprende a compartir sobre tu cultura pero no con afán de hacer comparaciones, recuerda que todos somos diferentes, pero a la vez muy parecidos. En ese instante eres el representante de tu país ante esas personas, así que trata de hacerlo de la mejor manera.

Posted in Ronco Pecho and tagged , .

5 Comments

  1. Buen post, personalmente no planifico absolutamente nada, porque si lo planifico igual no lo cumplo.
    Lo mejor es que el destino se enseñe a si mismo, por eso no tengo planes, si un lugar me gusta me quedo y me dejo llevar por el lugar y sobre todo por los locales.
    Me ha gustado mucho vuestro estilo y esto lo he dicho pocas veces 😉
    Enhorabuena
    Any

    • Te agradezco mucho tu palabras Any. Siempre hay que buscarle la mejor cara a lo bueno y a lo no tan bueno durante un viaje. Todo es parte de la experiencia de visitar nuevos lugares y conocer de cerca esas culturas.

      Abrazo viajero!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *