Había Una Vez un Pueblo Mágico: Tapijulapa

Casa Tapijulapa

Típicas fachadas en de las casas en Tapijulapa

Escuchar el término de pueblo mágico puede traer a la mente distintos significados para las personas. Yéndose al extremo, podría uno creer que se trata de un lugar donde vive Harry Potter o los Hobbits, pero como lo dije, eso sería exagerar.

Ya poniéndolo seriamente en perspectiva, la denominación de pueblo mágico es parecida a lo que la UNESCO hace con los Patrimonios de la Humanidad, nombrar ciertos lugares de esa forma para reconocer sitios que tienen un valor o significado especial por diversas razones. Pero en esta ocasión, Pueblo Mágico es asignado por la Secretaría de Turismo (SECTUR) de México.

Así es cómo lo define la Sectur:

Es una localidad que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, en fin MAGIA que emana en cada una de sus manifestaciones socio – culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico.

Pueblo Mágico en Tabasco

Plaza de Tapijulapa

Plaza de Tapijulapa

Recientemente tuvimos la oportunidad de conocer nuestro primer Pueblo Mágico en el estado de Tabasco, al sureste de México.

Tapijulapa es el nombre del pueblito ubicado a hora y media (por carretera) aproximadamente de la capital del estado, Villahermosa.

En sí, no es complicado llegar, pero al mismo tiempo también es relativamente sencillo extraviarse si se le pasa a uno algún señalamiento, sobre todo en el poblado de Teapa. Pero mientras vayas poniendo atención, puedes llegar a tu destino sin problemas.

Al entrar al pueblo lo primero que notarás serán los colores de las fachadas que son todas uniformes de color blanco con tejados y acentos rojos, así como macetas con plantas en el frente de la mayoría de ellas.

Te recomendamos adentrarte hasta la placita principal para que lo hagas tu punto de partida, además que sabrás dónde dejaste tu carro en caso de perderte y así poder preguntarle a cualquier persona. En la plaza, se aprecia un tradicional kiosko como punto de referencia. Cruzando la calle, están dos restaurantes y un establecimiento de Telégrafos Nacionales. En este último te pueden asistir con información turística del lugar en caso que lo desees.

Mercado en Tapijulapa

Mercado

Luego de haber estacionado el carro, lo primero que hicimos fue caminar por algunas de las empedradas calles del pueblo. Nos llamó la atención el hecho de que casi todo se encontraba parcialmente desierto en cuanto a gente, eran contadas las personas que vimos por las calles en los cerca de 30 minutos que anduvimos merodeando. Eso sí, nos ayudó a apreciar la tranquilidad de sus calles y uno que otro taller donde se trabaja el mimbre, que es algo por lo que Tapijulapa es conocido.

Puente sobre Rio Amatán

También se puede cruzar el Rio Amatán por el puente colgante

Fue hasta que dimos con el puente que cruza el Río Amatán que empezamos a ver más movimiento de personas. De hecho había un mercado donde al parecer se encontraban la mayoría de los habitantes del pueblo, y en el que vendían principalmente productos como frutas, granos, hierbas, ropa y distintos accesorios de uso personal.

Cascadas de Villa Luz

Cascadas de Villa Luz

Uno de los principales motivos por los que fuimos a Tapijulapa fue para conocer las cascadas de Villa Luz, las cuales tienen como peculiaridad el que sus aguas tienen un tono azulado debido a la alta concentración de ciertos minerales.

Para llegar hasta ese remoto lugar hay que recorrer cerca de 3 kilómetros desde el pueblo. Una manera de hacerlo es a pie, utilizando los senderos a la orilla del río, y la otra es contratando una lancha que te lleva por el mismo río hasta tu destino. Nosotros lo hicimos a pie porque nos parecía una aventura divertida.

A la entrada del mercado que les mencioné se encuentra un letrero que muestra por dónde ir, en caso de no verlo, se le puede preguntar a cualquier persona y ellos te apuntarán haci dónde dirigirte. Es recomendable llevar calzado cómodo ya que durante la caminata habrá varias subidas y bajadas, secciones enlodadas, raíces de árboles expuestas, y otras cosas por el estilo que uno puede esperar de senderos de ese tipo. En el trayecto te toparás con gente que va rumbo al pueblo a la que le puedes preguntar si vas en la dirección correcta en caso que te sientas perdido.

Camino a las cascadas

Si decides ir por tu cuenta a las cascadas, prepárate para caminar

Luego de unos 30 minutos aproximadamente de caminar, llegamos a la entrada de algo que parecía una especie de hacienda. La puerta parecía estar cerrada y con candado, además de que no había señalamiento alguno que nos dijera que estábamos en el lugar correcto. Lo bueno había sido que una persona nos había dicho que habría un camino empedrado por el que se llega a las cascadas, dicho camino se encontraba al otro lado de esa puerta que nos impedía el acceso. El candado y la cadena que tenían la puerta no estaban en sí cerrados así que lo quitamos y nos abrimos el paso. Caminamos unos 10 minutos más hasta que topamos con una casa grande, se trataba del Museo Tomás Garrido, personaje que fuera gobernador de Tabasco varias décadas atrás. Ahí pagamos el acceso a las cascadas el cual es de 25 pesos ($2 USD aprox) por persona.

Cabe señalar que aunque hay sanitarios y vestidores, las instalaciones no se encuentran en muy buenas condiciones, así que recomendaríamos ir ya con el traje de baño puesto desde antes de arribar al lugar.

Fuera de eso, el lugar cumple totalmente las expectativas. Las aguas azules las empiezas a ver por los riachuelos que te llevan hasta las cascadas. El agua está fresquita e invita a uno a meterse inmediatamente, especialmente con el calor y la humedad que se siente y que caracteriza a la región.

Estuvimos disfrutando del chapuzón por más de una hora y nos llamó la atención que el lugar lo teníamos prácticamente para nosotros solos. Fuera de otras dos personas que solamente andaban tomando fotografías, no había gente dentro del agua, tal vez haya sido la hora a la que fuimos o alguna celebración, pero mejor para nosotros porque lo pudimos disfrutar de esa manera. Fue hasta que nos íbamos que llegaron un par de familias a hacer uso de ellas.

Comida típica de Tapijulapa

Pishul o pizza tabasqueña

Después de tan refrescante experiencia regresamos al pueblo para comer algo. El camino de regreso ya no se nos hizo tan pesado ya que sabíamos hacia dónde nos dirigíamos sin temor a perdernos.

Fuimos al restaurante que vimos al principio cerca de la plaza principal donde habíamos leído que servían comida típica de Tapijulapa, que por supuesto queríamos probar.

Muy amablemente fuimos recibidos y el mesero nos dio sus recomendaciones para este par de forasteros. Nos decidimos por unos platillos llamados mone de cerdo, el cual es una especie de tamal con pierna de puerco pero sin la masa que viene envuelto en hoja de plátano; también pedimos un pishul, el cual pareciera algo así como una tostada gigante con frijoles negros, pollo, cilantro, cebolla, tomate y queso fresco, eso acompañado de una refrescante agua de horchata que hacía la combinación perfecta. De postre probamos unas empanadas de queso con azúcar que igualmente no decepcionaron en lo más mínimo.

Mone de cerdo

Mone de cerdo

Luego de habernos deleitado con el delicioso banquete, tomamos rumbo de regreso a Villahermosa.

Antes de retirarnos estuvimos tentados de ir a lo más alto del pueblo en donde se encuentra una iglesia, desde ahí habíamos leído que se pueden tomar panorámicas del pueblo, pero ya las piernas nos pedían descanso luego de tanto caminar, así que pasamos esa oportunidad y ya lo dejaremos para alguna otra ocasión. Pero si tú llegas a ir, te encargamos que nos muestres tu foto desde lo alto. 🙂

Otros sitios de interés en el área

Si tienes ganas, y tiempo de visitar más lugares cerca de Tapijulapa, también te podría interesar ir a alguna de las siguientes partes:

  • Cueva de las Sardinas.- Gruta en la que su peculiaridad es la existencia de sardinas ciegas que viven en aguas sulfurosas.
  • Kolem Jaá.- Parque ecológico donde podrás estar en contacto cercano con la naturaleza y realizar actividades de aventura que van desde tirolesas, hacer rappel, canopy, entre otras.
  • Grutas de Coconá.- Espectáculo natural de estalactitas y estalagmitas para los que gustan de este tipo de cosas.

Es posible que en un solo día puedas disfrutar de la gran mayoría de las actividades que mencionamos, solo hay que llegar desde temprano y llevarse las pilas bien recargadas porque seguramente terminarás agotado.

¿Tú has visitado algún Pueblo Mágico?

 

Posted in México, Tabasco and tagged , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *