Aprendiendo a alcanzar metas

Todos nosotros en algún momento de nuestras vidas nos hemos comprometido a alcanzar metas que nos acerquen un poco más a nuestra propia versión de felicidad. En ocasiones si logramos alcanzar dichas metas pero también algunas ocasiones nos quedamos a medio camino y no llegamos a nuestro destino final, o peor aún, ni siquiera le damos comienzo a nuestros objetivos.

Proponerse alcanzar sus metas

¿Pero a qué se debe que no podamos alcanzar nuestras metas a veces?

Cada caso particular es muy distinto pero cuando una meta no es consumada es posible que hayan existido ciertas similitudes durante la ejecución de la misma.

A lo que me refiero específicamente es que aunque en nuestra mente nos hayamos programado para lograr nuestro objetivo, hay situaciones que se atraviesan en el camino que nos harán perder la noción de como es que vamos a lograrlo.

Por lo general las metas que nos trazamos valen la pena; perder peso, conseguir pareja sentimental, encontrar un trabajo o uno mejor, empezar una familia, crear tu propio negocio, y por supuesto, irte de vacaciones, o incluso tomarte un año sabático.

Todo eso suena bien por supuesto, y si ya haz alcanzado alguna de ellas, bien por ti. Pero si no lo haz hecho entonces te invito a que te fijes detenidamente y compares que han tenido en común en las que no haz logrado alcanzar el final del túnel.

La clave está en que tienes que encontrar una forma de engañarte a ti mismo por así decirlo.

El mayor obstáculo para alcanzar las metas de largo plazo es que se nos atraviesen situaciones de corto plazo que nos desvían. Habrá ocasiones en que nos vayamos por caminos erróneos o tal vez que caigamos presos de la temible desidia.

Y esto puede ocurrir tanto para las situaciones que mencioné unos párrafos atrás como para otros casos particulares por los que hayas pasado alguna vez.

Tomemos uno de los ejemplos mencionados, digamos, el de tomarte un año sabático.

Por lo general los que hacen esto son personas jóvenes que quieren tomarse un tiempo ya sea antes de comenzar la universidad o también puede ser que lo quieran hacer después de graduarse y quieran tener un “break” antes de entrar de lleno al mundo laboral y quieran tomarse unas largas vacaciones, aprender algún idioma, practicar su profesión y agarrar experiencia, entre otras razones.

También se encuentran personas adultas que lo hacen para conocer nuevas culturas y gente, pero también por darse un tiempo y tratar de abrirse un pequeño paréntesis en su vida cotidiana y tratar de salir de la rutina y el estrés, esto si sus obligaciones se los permiten claro está.

Pero volviendo al punto principal, digamos que una persona se pone de meta tomarse un año sabático o al menos unas vacaciones prolongadas, esa sería la meta a largo plazo que haría feliz a esa persona. Suena simple, ¿no?

¿Qué tipo de situaciones se le van a presentar que pueden desviar a esta persona de que a pesar de querer lograrlo tanto, es probable que lo descarrilen?

El planteamiento por sí solo es probable que lleve al fracaso.

Volcán Chimborazo Ecuador

Para escalar una montaña no das un salto desde la base hasta la cima, sino que toma varios pasos completar el recorrido

Foto: Volcán Chimborazo,Ecuador | David Torres Costales

Segmenta tu meta

El problema comienza porque la mayoría de nosotros nos proponemos situaciones que nos harán sentir bien. La cosa está en que lo hacemos de una forma parecida a querer alcanzar un estado de salud perfecto o un físico de ensueño. El detalle está en que lo deberíamos plantear de una forma que nos gratifique a corto plazo, algo así como comerse un chocolate o ver algo que nos cause gracia o nos entretenga.

Tenemos  que buscar la forma de convertir la meta a largo plazo en pequeñas metas que puedan competir con situaciones que se te presenten y que puedan hacer que tu meta inicial sea la que prevalezca.

Si lo que estas haciendo es juntar dinero para irte de viaje y un día te encuentras en un dilema entre comprarte digamos, el nuevo teléfono en el mercado, una prenda de ropa de moda, un concierto de tu artista favorito, o algo por el estilo que haga que gastes dinero destinado a tu viaje en otra situación no planeada, es probable que pienses que eso no va a hacer diferencia en tu presupuesto final.

Supongamos que estás queriendo juntar 10mil pesos, dólares o lo que sea tu moneda local, y se te atraviesa una situación en la que quieres comprar algo de 200, tal vez digas “eso es solo una pequeña fracción y no va a afectar lo que necesito juntar.” Si lo planteas de esa forma, entonces casi seguro que perderás esa pequeña batalla.

En cambio, si te imaginas que con esos 200(dólares, pesos, córdobas, pesetas, bolívares, soles, etc.) te alcanzaría para una noche de alojamiento en aquel hostal en Barcelona al que quieres llegar, o tal vez te alcance para un paseo en las góndolas en Venecia que siempre haz soñado, o la entrada a Disneyland, o las clases de buceo en la Riviera Maya, o la excursión por los Andes que haz querido, etc. Si lo pones en esa perspectiva es probable que le des más oportunidad a tu meta de salir victoriosa.

En este caso lo comparé con querer irse de viaje, pero si lo planteas con cualquier otra situación que te propongas, tus probabilidades de alcanzar tus metas y salir airoso serán mayores.

Revisa tu meta día a día y mide el progreso obtenido en pequeña escala. Ten fe y dedicación y esos pequeños avances te acercarán a la “tierra prometida.” Recuerda que para escalar una montaña no das un salto desde la base hasta la cima, sino que toma varios pasos completar el recorrido.

¿Cuál es esa meta tuya que quisieras alcanzar? Compártelo con nosotros en la sección de comentarios abajo.

Comments

    • José says

      Bien por tí vicenta, la mejor de las suertes y no olvides mantener tu meta a la vista, de preferencia llévala semestre por semestre para que lo midas en metas cortas alcanzadas, saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

CommentLuv badge